Bodega Ribas

Emblemático

Bodega Ribas

Pedro Ribas de Cabrera construyó la bodega en el pueblo de Consell en 1711, cerca de las viñas. Desde entonces, se han elaborado vinos ininterrumpidamente, y se han especializado en las variedades autóctonas como manto negro, gorgollassa y prensal. Diez generaciones después, los descendientes de Pedro Ribas continúan su labor y trabajan de acuerdo con un estilo de vida que promueve el respeto por la tierra, la historia y el legado.

El primer reconocimiento y la adquisición de prestigio empezó ya hace más de un siglo, cuando obtuvieron la Medalla de Perfección en la Exposición Nacional Vinícola de 1877.

Ante la llegada de la plaga de la filoxera en la isla en 1891 (que acabó con la práctica totalidad de las viñas, unas 30.000 ha), Ribas no dejó de producir uva, puesto que fue pionera en la realización de injertos sobre pie americano, mayoritariamente a partir de las variedades manto negro y prensal.

Cuentan con el Sello de Agricultura Ecológica y son miembros de la asociación Grandes Pagos de España. Actualmente, trabajan en proyectos de investigación para conseguir mejorar las variedades autóctonas, minimizar la intervención en la viña y reducir el impacto medioambiental.

La antigua bodega se encuentra en un edificio catalogado del siglo xviii que ha sido conservado intacto hasta la actualidad, manteniendo las históricas cavas de barricas y la nave de elaboración. En el año 2019, el arquitecto Rafael Moneo dirigió el proyecto de ampliación de la bodega, que les ha permitido experimentar con nuevos depósitos y vinificaciones, mejorar la eficiencia energética y disponer de nuevos espacios para las visitas que recibe la bodega.

En la bodega, desde siempre, se ha vendido el vino a granel. A partir de los años 80, la nueva generación decidió elaborar vino de calidad y embotellarlo. Aun así, se ha mantenido la tradición de la venta a granel, muy popular entre la gente del pueblo y de toda Mallorca. Cuentan con una pequeña tienda donde venden sus productos, además de ofrecer visitas y catas de los vinos en el patio, donde tienen expuestas herramientas antiguas que se empleaban para la vendimia.

 

Foto ruta