Can Pere

Histórico Patrimonio

Contacta con el comercio fletxa dreta contacta

Can Pere

 

Pere Cortès Aguiló, hacia el año 1870, abrió en la calle Major de Sant Bartomeu, actual plaza de Espanya de Inca, una tienda dedicada a la venta de tejidos y mercería con el nombre de Can Pere, de apodo Filipines, puesto que su relación con este país era la importación de telas y artículos para la venta y confección de ropa.

Los hijos de Pere Cortès, Jaume y Antoni, heredaron el comercio, que pasó a manos de los hijos de Jaume, Pere y Joaquim, que separaron el negocio. Pere se quedó los tejidos y continuó con el nombre de Can Pere, y Joaquim, la mercería, a la cual le puso el nombre de La Florida.

Aproximadamente en 1958, Pere, junto con su esposa, Joana, y sus hijos, Francisca y Jaume, llevó a cabo la actividad de venta y confección con la creación, en el mismo inmueble, de un taller llamado Creaciones Cortés, donde se diseñaban colecciones que se vendían a la Península y a las islas Canarias. Entre los clientes destacados contaban con los míticos almacenes Galerías Preciados.

En 1980 se cerró el taller y Francisca asumió la gestión y dirección de la tienda. Se convirtió en un lugar de referencia en el sector de la moda de Mallorca. Se dedicaba a la venta de diferentes productos de confección y hogar con una gran fama en vestidos y conjuntos de ceremonia de hombre y mujer.

En 2009, el establecimiento se reformó por completo, aunque se conservaron y restauraron diferentes elementos del mobiliario, como los mostradores de venta y las puertas de caja. Además, también han conservado las columnas de fundición originales de la empresa Fundición Mallorquina Palma.

Pere, hijo de Francisca, tomó la gestión y dirección del negocio hasta hoy. Actualmente, se dedica principalmente a la venta de ropa y complementos de firmas internacionales.

 

Foto ruta