Forn Can Monserrat

Arraigado Histórico

Forn Can Monserrat

 

Monserrat Juan Binimelis, abuelo de la actual propietaria Margalida Juan, provenía de la familia de los “Fornarets”, puesto que sus padres tenían la panadería de Manacor de Sa Plaça. Cuando se casó con Margalida Jordà Calafell, vendieron dos propiedades que ella tenía en Palma y emprendieron la idea de abrir lo que todavía a día de hoy es el Forn Can Monserrat.

Se fueron a Porto Cristo hacia los años sesenta y ya en 1967 abrieron definitivamente el negocio que se convirtió en la primera panadería que hubo en el casco urbano. Ya al comienzo, también se incorporan sus hijos, Joan Francesc y Francisca. Más adelante, los fundadores compraron el local del vecino para poder crecer, puesto que también lo había hecho Porto Cristo. Después, heredó el negocio su hijo Joan Francesc, que lo reformó.

Margalida Juan Servera, hija de Joan Francesc, empezó a trabajar en la panadería de muy joven. Como curiosidad, recuerda que su abuelo iba a repartir el pan con una Mobylette y una canasta que se ponía encima la cabeza y aguantaba de forma «milagrosa».

Después de la jubilación de su padre, Margalida pasó a ser la propietaria y, a pesar de que se han modernizado, todavía elaboran los productos con las recetas de sus bisabuelas. La panadería elabora productos tradicionales mallorquines, y son reconocidos por las ensaimadas o los senyorets, el pan y la repostería salada como las empanadas, etc.

 

Foto ruta