Forn de Plaça

Arraigado Histórico

Forn de Plaça

 

El Forn de Plaça fue fundado por Bartomeu Tomàs hacia 1900, y toma el nombre de su ubicación, en la plaza de Algaida. Después continuó con el negocio su nieto, Guillem Tomàs. Más tarde tomó el relevo Rafel Alabarce, que se retiró en 2019, y en octubre del mismo año se puso al frente Jordi Llompart, el actual propietario.

Antiguamente, una de las especialidades de esta panadería y pastelería artesanal eran las ensaimadas, que se exportaban a la Península en grandes cantidades. Actualmente, las elaboran rellenas de crema, nata con nueces, chocolate y lisas, entre otros gustos.

La panadería ha conseguido el premio «La Llesca d’Or», que la acredita como el establecimiento que elabora mejor pan de las Islas Baleares 2020-2021. De hecho, mucha gente de otros pueblos de la isla viene a Algaida simplemente para probar este pan. Están adheridos a la marca «Pa d’aquí, forn i tradició», que distingue a los establecimientos con obrador que elaboran las diferentes tipologías de panes de las Islas Baleares.

También se pueden encontrar productos de pastelería y cocas elaboradas con recetas artesanas, como la de trempó, verduras, pimiento rojo y otras, según la temporada. Asimismo, cuentan con repostería tradicional, como panades, cocarrois y rubiols, que tienen todo el año, no solo por Pascua. Tienen una gran variedad de tartas de aniversario.

El edificio donde se encuentra la panadería se reconstruyó hacia los años sesenta y, actualmente, todavía conserva el obrador y algunas piezas de mobiliario.

 

Foto ruta