Forn La Mallorquina

Arraigado Histórico

Contacta con el comercio fletxa dreta contacta

Forn La Mallorquina

 

La Mallorquina se ubica en los bajos del emblemático edificio de estilo modernista Villa Juana, en Les Avingudes, uno de los primeros construidos después del derribo de las murallas. Desde su origen, el establecimiento se ha caracterizado por ser un negocio familiar que apuesta por la calidad, la tradición y el trato al cliente.

En 1918, Antònia Vila abrió el horno en el emplazamiento donde lo encontramos hoy, puesto que antes era la titular del desaparecido horno de La Virreina, en uno de los bajos del Teatre Principal. Aquel año se trasladó y le puso el nombre actual.

A Antònia Vila, la siguieron su hija Catalina y su nieto Joan. Desde 2008 hasta la actualidad el horno ha estado en manos de las hermanas Vanessa y Lara Cirer, que representan la cuarta generación de pasteleros.

Hoy, el producto estrella de la tienda son las ensaimadas, acompañadas de otras elaboraciones tradicionales y de más de treinta variedades de pasteles que se despachan en los tres locales de que dispone la marca.