Ganiveteria Ordines

Emblemático

Ganiveteria Ordines

 

La familia Ordinas empezó con la fabricación artesanal de cuchillos en Sineu hace más de cien años. En 1967, se trasladaron a Llucmajor, a la calle Vall, 128.

Actualmente, Lluc Ordinas es el encargado de dirigir este negocio y continúa con el oficio de la familia desde hace cuatro generaciones. Cuenta con la Carta de Maestro Artesano otorgada por el Gobierno de las Illes Balears, y el distintivo de empresa artesana.

El interior del establecimiento es su hogar, donde destaca un arco de piedra arenisca y en la entrada del espacio se exponen los productos en venta. Más adentro, destaca el taller artesanal, en el cual emplean los mismos métodos y las herramientas de hace más de un siglo. Se trata de un establecimiento carismático, en el cual Lluc fabrica manualmente y solo por encargo las navajas típicas mallorquinas hechas con mangos de diferentes materiales, como por ejemplo cuerno de ciervo, o el más popular de cuerno de carnero.

En el taller se elaboran siete tipos diferentes de navajas, entre las cuales el trinxet es el más conocido, con la característica forma de media luna para cortar el pan de payés. Además, encontramos el de pescador, el de injertar, el hechurado y el de porquero, que se emplea en el campo, o bien el gatzoll para la viña, entre otros. Aunque también hace todo tipo de cuchillos y toda clase de herramientas de corte para el mundo rural. También destaca la reparación de tijeras o cuchillos porque según nos describe él mismo «son piezas emocionales» y necesitan exclusivamente de sus manos. Es, sin duda, su marca personal.

 

Foto ruta