Panadería Fiol

Arraigado Histórico

Panadería Fiol

 

La Panadería Fiol está ubicada en un edificio de gran valor histórico. Hay que destacar su antigüedad, puesto que data de 1652, lo que la convierte en uno de los hornos más antiguos de Palma, a pesar de que ha tenido diferentes nombres y ha estado en manos de unas cuantas familias.

Cuando Christian Aparicio era pequeño, había más de quince comercios en la calle de La Carnisseria. Zapaterías, joyerías y otros negocios, incluyendo la primera chocolatería Can Joan de s’Aigo, compartían calle con uno de los hornos más antiguos de Palma, que empezó su actividad con el nombre de Forn d’en Garí o Forn d’en Gori. En aquel tiempo, dos señoras, de nombre Gertúdia y Maria, elaboraban, según nos cuenta, el mejor pan moreno de la ciudad.

En los años 80 el horno pasó a manos del padre de Christian Aparicio, actual propietario.

Aunque el horno de leña continúa presidiendo el local, el padre de Christian fue el último que cocinó pan en él. Hoy, el producto viene de otros obradores de Mallorca, a pesar de que respeta algunas de las recetas originales, como la coca de crema, una de las especialidades de la casa.

Además, aparte de pan y repostería, también se venden productos en conserva y otros víveres, por lo que mantiene el estilo de tienda tradicional de un tiempo.